MÉTODO CREA (R). Las emociones a estudio.

09.06.2021

Vivimos muy rápido. Todo pasa antes, casi, de que suceda. Mirar adentro es casi un arte, y, si hablamos de emociones, parece una tarea harto ardua. A lo largo de nuestra trayectoria profesional, es increíble constatar cómo las personas sacan todo su potencial y aprenden a expresar algo tan aparentemente sencillo (o complicado) como expresar cómo se sienten.

Es curiosa esta palabra: Expresión. Si nos fijamos simplemente en la etimología, el prefijo ex- indica sacar de dentro hacia fuera, mientras que la palabra presión hace referencia a algo que oprime a una persona u objeto y no lo deja respirar o moverse. Fijémonos: ex-presión significa sacarnos esa presión de dentro. Especialmente con esas expresiones emocionales no tan políticamente correctas: la rabia, el miedo, la tristeza, la frustración... Sin embargo, es crucial que nos "quitemos" o gestionemos esas presiones de una manera sana. No son muchas las personas a nivel mundial que saben cómo acompañar estos procesos. La gran María Elena Gaitán Shiosaki, maestra de maestras, fue quien nos enseñó a nosotros hace años, allá por 2008, en sus talleres de gestión emocional. Su libro "La neurosis y el amor" relata algo sobre estos temas.

Pensemos un momento cómo gestionamos esas emociones incómodas actualmente a nivel social. Para la rabia, por ejemplo, nos enseñan a contar hasta diez, pero, mucho nos tememos que no hay magia en ningún número capaz de gestionar una molestia o un enfado que lo que pide es una gestión sana, donde la persona no se agreda a sí misma con pensamientos destructivos o agreda a otras personas u objetos con palabras o acciones dañinas. Una gestión sana de esas emociones menos agradables es crucial no solo para nuestra vida profesional, sino para todos los ámbitos de nuestra vida.

A través de nuestro Método CREA (R) ayudamos a las personas a que expresen sus emociones de forma sana, sin agredirse a sí mismos ni a los demás, contribuyendo a un mejor desarrollo del acto educativo o de la convivencia empresarial, lo que redunda no solo en beneficio de las propias personas individuales, sino, y sobre todo, en la consecución de los objetivos que nos marcamos como equipo. Estar más satisfechos, menos conflictuados, hace que podamos estar más centrados -que eso es lo que nos proponen, entre otras disciplinas, el Mindfulness o el zen-en las tareas de las que nos encargamos.

Pero no solo eso. Además, a través de procesos de mejora de la comunicación -que residen también en los cimientos de la expresión emocional-, contribuimos a un aumento de la productividad y efectividad de los equipos o profesionales individuales. Todo un elenco de habilidades y herramientas puestas a disposición de los equipos para que mejoren, por ende, su clima laboral, hecho que favorece la creatividad y el compromiso con los valores y misión de la entidad a la que prestan sus servicios.

Inauguramos nuestro blog SEDA. con este artículo sobre el Método CREA (R), que venimos desarrollando con profesionales del ámbito educativo y empresarial desde el año 2012. Ahora, os compartimos con orgullo que, fruto del éxito de este Método, la psicóloga Carolina Puertas Flores, de la Universidad de Valladolid, lo acaba de convertir en su objeto de estudio de tesis doctoral, lo cual nos honra y nos reta a seguir aportando a las personas, equipos y entidades aquello que es el ADN más importante de SEDA.: La felicidad de nuestros clientes. Nuestro auténtico motor. Seguid atentxs. Seguiremos aportando información valiosa sobre digitalización, colectivos, asesoría de proyectos y formación.

Paz, Salud, Amor y Fuerza para todos.

Daniel Cerrato

Director SEDA. - Educación y Desarrollo